jueves, 23 de junio de 2016

La esterilización de Maricruz


Hoy a las 10:15 am, nuestra distinguida cánida Maricruz será ingresada en la clínica veterinaria a efectos de esterilización.

La semana pasada tuvo la revisión preoperatoria y le descubrieron un pequeño soplo. El veterinario le calcula unos 5 años de edad; no muy lejanos a los 6 que dijo en su día MLS.

Todo sobre Maricruz es para nosotros una incógnita. No sólo su fecha de nacimiento, sino cuántas veces parió (al parecer fueron varias), dónde vivía, el destino de sus perritos (que prefiero no saberlo)...

Al veterinario se le puso la piel de gallina cuando vio la cicatriz de ahorcamiento que tiene en el cuello. Sinceramente, no sé cómo pudo sobrevivir... 

Así que, amiguitos y amiguitas, hoy os pido vuestros mejores deseos para la perritina.

Por la tarde, si todo sale bien, iré a recogerla y en 10 días le quitarán los puntos.

El mayor riesgo, como sabéis, es la anestesia.


miércoles, 22 de junio de 2016

Resultado encuesta mayo: ¿Sobre qué queréis que escriba mi próximo libro?

¡Hola, corazones!

No, no he reparado el PC.

Ha muerto, no tenía solución.

Así que mientras me planteo cual comprarme sin una gota de prisa, he venido a actualizar y programar en masa al videoclub. Y es que al final, por suerte, habían cambiado de sitio los ordenadores. Menos mal, porque al garito friki me daba pavor entrar. No me digáis porqué, pero es oscuro y lúgubre. Bah.

Ahora vamos con la encuesta...

Un 43% de electorado, que vienen siendo 10 personas, me recomienda que vuelva a escribir de crímenes.

Pero vamos a ver, ¿os habéis leído el anterior, calamidades? Porque tengo el enlace en el margen del blog y es tan sencillo como hacer un click.

Sois más vagos que la escayola de Soñadora.

El 21%, 5 personas, quieren que relate vivencias reales.

Claro, el mundo entero está expectante porque cuente el día que me caí en el barro, dos metros desde la parada del autobús escolar, y me tuvo que dejar una colega un chándal blanco del Rey León. Qué bonito momento. Ou yeahhh

En tercer lugar, un 13%, 3 personas, son partidarias de un cuento infantil en el que aparezca Ferny. Ahora os digo: Ferny está desaprovechado literariamente. Su única aparición en un libro fue gracias a un tarado que no tuvo mejor idea que utilizar a mi gato para criticarme. Desde luego, hay que ser un crack.

No es mala idea, un cuento infantil sobre Ferny. Si algún día vuelvo a tener PC, igual continúo el que tengo por la mitad y será ilustrado por la pelotari del momento, Principesa de Preslav

A su vez, también están empezadas las memorias de Ferny, y viendo que sale en tantos libros, ¡hay que ver lo que da de sí un angora turco! No como el loser sevillano, que ya no se sabe si vive o está disecado y a pilas...

Por cierto, el 1 de julio cumple Ferny 6 años y acepta todo tipo de regalos.

Otro 8% (2 personas) desea leer, a su vez, novela o algo sobre Ferny. 

Pues mira, si queréis novela, seguid leyendo el blog y tendréis más que suficiente. En cuanto a Ferny, os remito al punto anterior.

Y finalmente, un 4%, una persona, quiere un cuento infantil pero sin Ferny. Vamos a ver, alma de pollo, ¿tú qué tienes en contra de mi gato? Yo es que alucino con la maldad del ser humano...

Así que nada, os dejo con la nueva encuesta.

Besos, flores.

PS: Esta canción está dedicada a Irenota, de parte de Ferny ;)



lunes, 20 de junio de 2016

Día Mundial del Refugiado

Hoy es el Día Mundial del Refugiado y no, no voy a hablar de Siria.

No porque no me importen... me importan en el alma y no puedo dejar de llorar cada vez que veo a Serrat cantando Mediterráneo en esa orilla que no deja de escupir cadáveres...

Pero no quiero olvidar al Sáhara. A los eternos refugiados, que ya han pasado de moda, que no ocupan portadas. Que siguen esperando pacientemente en la Hamada, el desierto más inhóspito del mundo, por un referéndum que no llega. Que este verano soportarán unas temperaturas de más o menos 55º. Que comen de la ayuda humanitaria y la carne, el pescado, la fruta, la verdura... ni las huelen.

Como son pacíficos y no molestan, a pocos nos importa ya.

Si las cárceles marroquíes y en la cárcel negra de El Aaiún ocupado torturan salvajemente a los presos políticos que como único delito se han manifestado, llegando a desaparecer algunos, tampoco nos importa, aunque esto suceda a nuestros pies.

Mucho dio que hablar el Muro de Berlín, todos lo recordamos, y sin embargo no todo el mundo sabe de la existencia del auténtico Muro de la Vergüenza: el levantado por Marruecos en el Sáhara Occidental, de 2720 kilómetros construidos y plagado de millones de minas antipersonas (el otro día una niña de 8 años falleció al pisar una, sin ir más lejos), para evitar que los refugiados saharauis puedan volver a su patria.



España vendió a los saharauis en 1975 como si de un rebaño de cabras se tratara, pese a su compromiso de descolonización progresiva.

Marruecos, que invadió el vecino territorio, cometió un genocidio contra el pueblo saharaui, cometiendo robos, incendios de casas, detenciones masivas, torturas, desapariciones y asesinatos. Miles de saharauis huyeron con lo puesto y sus hijos en brazos, como vemos ahora a los sirios que nos dan tanta pena, cruzando el desierto como buenamente pudieron... quedándose muchos de ellos por el camino... hasta llegar a la vecina Argelia, que les prestó un territorio en la provincia de Tindouf. En enero de 1976, el ejército marroquí bombardeó los campamentos de refugiados, donde sólo vivían mujeres, niños y ancianos, masacrando a la población y causando decenas de muertos. no contentos con esto y tratando de eliminar al pueblo saharaui, un mes después volvieron al ataque, cobrándose la vida de 2000 personas inocentes con fósforo blanco y napalm. ¿Conocéis los efectos del fósforo blanco y el napalm? ¿Sabéis por qué están absolutamente prohibidos? Buscadlo...

Hay familiares a ambos lados del muro que, tras 40 años, no se han vuelto a ver.

Los niños de los campamentos saharauis ya son refugiados de tercera generación.

Como canta mi amigo Kami Rapstyle, a quien entrevistaré muy pronto (os va a encantar), ESTA LARGA HISTORIA NO PUEDE SEGUIR MÁS ALLÁ.



MARRUECOS CULPABLE, ESPAÑA RESPONSABLE.

Sáhara, yo sí lloro por tí. Yo sí te recuerdo.

Hoy mi corazón está con los refugiados saharauis, con aquellos que viven bajo el maltrato marroquí en los territorios ocupados y con los presos políticos que sufren terribles torturas a pocos kilómetros de nosotros.

No lo olvidéis, están ahí; que no lo veamos no les hace invisibles.

SÁHARA LIBERTAD
POLISARIO VENCERÁ



domingo, 19 de junio de 2016

Leemos: Ella y la tarta


A la pobre Ella su madre no le deja hacer nada en el negocio familiar.

Quiere ayudar, pero nunca puede.

Hasta que un día y gracias a un olvido, ¡descubre cómo puede ser útil!

¿A cuantos elefantitos conocéis que repartan en bicicleta por la pequeña isla en la que viven?

Este libro me ha hecho mucha gracia porque la isla de Ella, salvando las distancias, me ha recordado a Curaçao.

Aunque es un libro recomendado entre 4-6 años, BB, que es un "lector" voraz, se lo pasa genial a sus casi 16 meses cada vez que se lo leo e interpreto.

Y la historia de nuestra obstinada Ella nos va a seguir entreteniendo durante mucho tiempo.

Es un libro bonito, totalmente recomendable, que nos inculca la enseñanza de que, pese a las adversidades, cuando luchamos por algo lo podemos conseguir.

¡Lo único malo es que, después de leer la historia, te dan ganas de mudarte a la islita de Ella!

Así que a ver dónde encontramos ahora nosotros una isla recorrida por elefantes en bici repartiendo tartas...

jueves, 9 de junio de 2016

Cartas a Preslav I

Mi querida Principesa,

Encuentrome ahora mismo escribiendote con la pantalla de la TV  un teclado cualquiera haciendo las veces de PC. Encima, el teclado no pone las tildes y tiene confundidos los signos de puntuacion. Lo que se viene llamando una mierda pinchada en un palo, para que nos entendamos.

Podria decirte esto mismo por guasap, pero hace siglos que no escribo una carta. Las dos ultimas fueron a Irenota, quien se paso por el forro toda confidencialidad dandoselas a leer al Quinocho poque se aburria en Navidades. La proxima vez le va a escribir el Poti Poti, porque conmigo que no cuente.

Tang, nuestro mejor amigo comun, es un puñetero racano. Eres testigo de que accedio a enviarme un sobre de polvillos tocayos y efervescentes, promesa que no cumplio. Aqui no lo encuentro por ninguna parte y encima el personaje se dedica a subir fotos del dichoso preparado a todas sus redes sociales. Deberias enviar un tuit en mi nombre a la empresa de marras u organizar un crowfunding bloguero para enviarme a domicilio una caja de Tang, porque aqui no lo encuentro. Y si sobra algo, que me regalen un PC.

Porque desde que soy un juguete roto esto esta muy aburrido. Post edulcorados con eufemismos y pasteladas varias. Nadie escupe las verdades a la cara y todo es muy de la aldea del arce.

Deberia llevar el PC al tecnico, ya lo se. O comprarme otro. O emplear ese dinero en los gastos que voy a tener este verano, que no van a ser pocos. Ya tu sabes.                                                                                                                                                                      
O sino paso. Total, lo voy a volver a romper. Como el movil. Dos por el WC y un tercero con la pantalla rota en lo que va de año. Esto es una venganza tecnologica en toda regla.

Hoy la jodida gata se colgo de las cortinas de la cocina y las tiro al suelo. Las tengo pendientes de lavado, porque esta tarde fui hasta el pueblo y me traje la ropa de verano, que copo la lavadora. Y cuando no hay sitio, no hay sitio.

En mi edificio hay un gato que lleva dias miagando a voces, pero solo se le escucha despues de las 11 de la noche. Digo mi edificio, pero puede ser el de al lado, donde hay gente que lo escucha la noche entera. No logramos dar con el piso que es y a nosotros nos angustia porque se le oye desesperado. Yo quiero pensar que sus amos estan de vacaciones y el maulla al verse solo. Pero estoy muy rallada y me da tristeza que pueda ser algo peor. Y como en los edificios no se conoce todo el mundo, no se sabe a ciencia cierta quien vive en cada casa ni donde viven gatos. Mi marido ha subido piso por piso para ver si da con la puerta y ni por esas.

Y nada, que es un rollazo escribirte asi. Por lo cual me voy a comer un corte de helado de tres sabores.

Te iba a mandar un euro, pero ya cerre el sobre.

Besos, flor.

sábado, 4 de junio de 2016

Dando señales de vida

¡Hola soles!

¿Cómo os va?

Para quien no lo sepa, vengo a daros nuevas sobre el motivo por el que no actualizo. Resulta que tropecé, cargándome mi portátil, y aún no lo he llevado a arreglar porque con el buen tiempo me paso el día por ahí y apenas me acuerdo de utilizarlo.

Como el móvil tampoco me funciona muy bien después de que BB lo lanzara por los aires, no pude instalar Blogger, así que hoy he decidido pedirle el teléfono a mi marido para hacer lo propio.

Hubiera ido a actualizar al videoclub, pero han quitado los ordenadores y sólo me queda cerca una especie de cíber donde se reunen los frikis a jugar a no sé qué, por lo que no sé si iré algún día, ya que paso de sentirme observada, puesto que viven allí.

A ver si me acuerdo de llevar el PC a reparar, ya si eso...

Los que seguís la página de FB del blog sabréis que hoy no ha sido un buen día, porque ha fallecido una amiga de mi adolescencia, a quien le perdí la pista y con la que me reencontré hace unos meses, dejando una niña de dos años. La vida quiso que, aunque me pasara unos cuantos años preguntándome qué sería de ella, no se fuera de este mundo sin volver a contactar conmigo. Ciertamente era una chica a quien apreciaba mucho, porque llegamos a ser muy amigas, tenía un corazón de oro y la vida fue bastante injusta con ella.

El buen tiempo ya ha llegado y esta semana pienso comprarme la toalla mandala para ir a la playa y de picnic al parque, ¡no me digáis que no es ideal! Fue amor a primera vista.

Como habréis observado, no he podido publicar los resultados de la encuesta y sustituirla por la de mayo, pero os adelanto que la protagonista será Piruli. Por méritos propios, añado.

Y nada, que estoy muy contenta porque ya empieza el buen tiempo y encima me he comprado un peto vaquero corto que me sirve y no es elefantiásico.

Y me he cortado el pelo, soy diva asturiana total.

El 1 de julio cumple Ferny 6 años y acepta todo tipo de regalos.

Os iba a contar otra cosa más, pero ya no me acuerdo.

Por lo cual, me vais a perdonar los post pendientes, pero esta hipster, it girl, blogosauria y blogodiva asturiana se va a vivir la vida loca.

Actualizaré cuando pueda, que no es poco.

Besos mil

sábado, 28 de mayo de 2016

La bolsa del bebé: ¿Qué no utilicé en el hospital?

Quince meses después, porque más vale tarde que nunca, procedo a contaros el uso que le di al contenido de la bolsa del bebé cuando fui a dar a luz:

Isa Pantoja y su bebé abandonan el hospital en compañía de Alberto Isla y el Mocito Feliz 

-Manoplas: Como adelanté, no las tenía todas conmigo porque considero que privan a los niños del sentido del tacto. Pues bien, en la bolsa se quedaron. No hubo lugar ni ganas de usarlas ni me acordé de ellas en ningún momento. De hecho, ni las estrené. Ni esas, ni ningunas. 

-Tijeritas y cortaúñas: Aunque dudaba, yo creía que no iba a aguantar los 15 días de rigor sin cortarle las uñas al niño. 

Vaya si los aguanté... Y no, no se arañó ni una sola vez. 

Ahora, con la experiencia que te da la maternidad, opino que las uñas de un recién nacido son tan blanditas que no son para cortar. Ni falta que hace.

-Cepillo y peine: Mi hijo no tenía mucho pelo, y sinceramente no recuerdo si lo peiné para marchar o no. Con el disgusto que me pillé por culpa de la pediatra negligente, no estaba yo para pensar en muchas cosas y ese recuerdo ha borrado todo lo demás. Salí llorando del hospital, asustada y aliviada a partes iguales, no radiante como debía haberlo hecho. Eso es lo que recuerdo del momento del alta, que vestí a mi hijo a toda prisa, aún llorando. El resto es nebuloso.

-Ropa para el alta: Evidentemente salió vestido, pero la ropa que le hizo mi madre para el alta le quedaba grande, así que lo saqué con un conjunto blanco. Por cierto, cuando creció no nos volvimos a acordar de aquel faldón con capota a juego y guardados se quedaron. 

Los enseres de aseo nos los proporcionó el hospital, de hecho el último día nos enseñaron a bañarlo. Di a luz en un hospital respetado y amigo de los niños, y allí no los bañan hasta el alta. 

Durante el ingreso, llevó puesto un body amarillo que decía "Yo nací en X". Body que sé que alguna gente sustrae de recuerdo, y que aunque me hubiera gustado tener, soy incapaz de robar una esponja. En los pies sí creo que le puse unos patucos que llevé, tampoco lo recuerdo. 

Realmente, lo que necesita llevarse un niño al hospital, aparte de la ropa para el alta, es poco o nada. Al menos en hospitales como el mío, que te dan hasta los pañales, así que esta es sólo mi experiencia.

A quien le hacen falta más cosas en realidad es a la madre y estas fueron las que yo no utilicé de mi lista.